Blog de Escritura de Guiones
Publicado el por Courtney Meznarich

Una guía completa de protagonistas y antagonistas

Hoy nos sumergimos profundamente en el corazón de cada historia convincente: los personajes. Más específicamente, nos centramos en los personajes centrales que impulsan la narrativa: los protagonistas y antagonistas. Estos personajes complejos, con sus comprensibles defectos de carácter y sus rasgos bien desarrollados, son los que dan vida a una historia. ¡Entonces empecemos!

Una guía completa de protagonistas y antagonistas.

El protagonista: el corazón de la historia.

En el ámbito de la escritura creativa, el protagonista es la figura central en torno a la cual gira toda la historia. Son ellos los que nos entusiasman, con quienes nos relacionamos y nos guían a través de la convincente historia. Son los personajes en los que los lectores invierten y dan vida a la historia.

¿Qué es un protagonista?

Un protagonista es el personaje principal de una historia. Son ellos quienes enfrentan el conflicto central, quienes tienen que superar obstáculos y tomar decisiones difíciles. No siempre son los héroes tradicionales; a veces pueden ser todo lo contrario. Puedes ser el héroe solitario, el antihéroe o incluso el villano protagonista. Independientemente de su papel, son los personajes que los lectores siguen a lo largo de la historia.

Diferentes tipos de protagonistas

Los protagonistas vienen en todas las formas y tamaños, cada uno con de dos a cuatro rasgos comunes que los hacen únicos. Woody de Toy Story, por ejemplo, es un protagonista convincente, leal y valiente, mientras que Elizabeth Bennet de Orgullo y prejuicio es ingeniosa e independiente.

En algunas historias, es posible que el protagonista no sea una persona en absoluto. Por ejemplo, en los juegos centrados en una historia, el jugador suele asumir el papel de protagonista y sus acciones hacen avanzar la trama del juego.

Con un clic

Exporte un script tradicional perfectamente formateado.

¡Pruebe SoCreate gratis!

Escribe así...
... ¡Exporta a esto!

El antagonista: el poder de la oposición

Mientras que el protagonista es la fuerza impulsora de la historia, el antagonista es la fuerza que se les opone. Son ellos quienes crean obstáculos, quienes añaden tensión y conflicto a la narrativa. Son los personajes antagonistas que desafían al protagonista y lo hacen crecer y cambiar.

¿Qué es un antagonista?

Un antagonista es un personaje, o a veces incluso una fuerza inanimada o intrínseca, que trabaja en contra del protagonista. No siempre son los villanos de la historia; a veces son simplemente personajes con objetivos o valores opuestos. Pueden ser individuos, grupos de personas o incluso normas y expectativas sociales.

Ejemplos de antagonistas

Al igual que los protagonistas, los antagonistas son personajes complejos con cinco o seis rasgos comunes que los definen. Por ejemplo, en Toy Story, Sid es el antagonista que amenaza la seguridad de los juguetes, mientras que en Orgullo y prejuicio, las normas y prejuicios sociales actúan como antagonistas.

En algunas historias, es posible que el antagonista no sea una persona en absoluto. Por ejemplo, en los juegos que se centran en historias, el entorno del juego o las propias limitaciones del jugador pueden servir como antagonistas, creando desafíos y obstáculos que el jugador debe superar.

Protagonista versus antagonista: el conflicto central

La diferencia entre un protagonista y un antagonista radica en sus roles dentro de la historia. El protagonista es el personaje que impulsa la historia, mientras que el antagonista crea los obstáculos que hacen que la historia sea interesante.

Estas dinámicas crean el conflicto central de la historia, impulsan la narrativa y dan forma a los personajes. Ya sea un conflicto externo con el antagonista o un conflicto interno dentro del protagonista, son estos conflictos los que hacen que una historia sea convincente.

Cuando protagonista y antagonista son lo mismo

En algunas historias, el protagonista y el antagonista pueden ser la misma persona. Esto suele ocurrir cuando el protagonista tiene un conflicto personal, como una lucha contra una adicción o un dilema moral. En estos casos, los propios defectos o miedos del protagonista actúan como antagonistas y crean un conflicto interno convincente.

El protagonista-antagonista: un personaje complejo

Un personaje que funciona como protagonista y antagonista es un personaje complejo con un rico funcionamiento interno. A menudo se enfrentan a cuestiones difíciles, lo que los convierte en algunos de los personajes más memorables de la literatura.

Por ejemplo, en el videojuego The Last of Us, el protagonista Joel se convierte en una especie de antagonista cuando toma una decisión moralmente cuestionable. Sus acciones, impulsadas por su amor por Ellie, crean un intrigante conflicto interno que añade profundidad a su personaje.

Personaliza tus personajes: algunos consejos

Ya sea que estés escribiendo un protagonista heroico, un antagonista villano o un personaje que sea un poco de ambos, aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a crear personajes memorables:

  • Dales defectos identificables

    Nadie es perfecto y tus personajes tampoco deberían serlo. Un defecto de carácter identificable puede hacer que tus personajes parezcan más reales y agregar profundidad a su personalidad. Intenta hacer preguntas a tus personajes para descubrir qué tienen de especial.

  • Desarrollar sus rasgos

    Los personajes bien desarrollados se sienten como personas reales. Dedique tiempo a desarrollar sus características, sus gustos y disgustos, sus miedos y sueños.

  • Muestra su crecimiento

    El desarrollo del personaje es la clave para una historia atractiva. Muestra cómo tus personajes cambian y crecen a lo largo de la narrativa, también conocido como arco de personajes .

  • Hazlos activos

    Tu protagonista y antagonista deben ser un participante activo en la historia y no sólo un observador pasivo. Deben tomar decisiones, actuar e impulsar la narrativa.

Resumen: La danza de los protagonistas y antagonistas

En última instancia, es el baile entre protagonista y antagonista lo que hace que una historia sea emocionante. Estos personajes con sus conflictos y luchas dan vida a la historia y la hacen resonar en el lector.

Ya sea que estés creando un protagonista silencioso para algún tipo de trama de juego o un héroe clásico para una película de superhéroes tradicional, recuerda darles profundidad, complejidad y un antagonista digno de enfrentar . Después de todo, son estos personajes y sus luchas los que dan vida a tu historia.

Hasta la próxima, ¡feliz escritura!

También te puede interesar...