Blog de Escritura de Guiones
Publicado el por Courtney Meznarich

Cómo los Escritores Pueden Alcanzar Equilibrio entre su Vida Laboral y Personal

Ajá, el escurridizo equilibrio entre la vida laboral y la personal. ¿Qué significa? ¿Es posible tener un estado de equilibrio constante en nuestras vidas? Quizá el equilibrio entre la vida laboral y la personal no sea posible en todo momento, pero tiene que ser una de las mejores sensaciones cuando lo logras.

Logro y pierdo el equilibrio entre la vida laboral y personal, pero siempre lo tengo presente. Para alguien que se gana la vida escribiendo, como es mi caso, es vital tener la mente lúcida para seguir siendo creativo y productivo. Una mente lúcida no proviene de un estado de ánimo desordenado. El equilibrio entre el trabajo y la vida privada es crucial porque me ayuda a sentirme menos estresada, a tener una mayor sensación de bienestar y a ser más productiva en el trabajo, en casa y en mi tiempo personal. Cada uno tiene sus propias obligaciones que equilibrar cada día.

¡Mantén tu lugar en la fila, guionista! Estamos a punto de lanzar el software de escritura de guiones SoCreate a un número limitado de evaluadores beta. , sin salir de esta página.

Tomemos por ejemplo al guionista Ricky Roxburgh. Escribir constituye su trabajo cotidiano y cuando llega a casa, tiene que desempeñar otra gran tarea: ser padre.

"Bueno, tengo un montón de hijos", nos cuenta Roxburgh. "Escribo todo el día en el estudio. Lo que hago es para alguien más".

Actualmente, ese alguien más es Dreamworks. Antes de ello, fue Disney.

"Llego a casa y veo a mi familia, como cualquier otra persona. Pero todos son un poco madrugadores así que ellos se van a acostar y yo me quedo solo".

Él utiliza esa rutina para tener "tiempo para mí", como suele llamarse y su "tiempo para mí" lo utiliza para escribir sus proyectos personales.

Si eres como Ricky, cada día puede ser diferente. El trabajo es una constante, pero ¿cómo puedes sacar tiempo de las obligaciones familiares y seguir teniendo tiempo para ti?

Esta es la forma en que los escritores pueden encontrar equilibrio entre la vida laboral y personal:

  1. Establece tus prioridades de forma diferente

    A veces, cuando establecemos prioridades, pensamos en lo que realmente tenemos tiempo para realizar en el día. A menudo verás que los escritores reservan tiempo en sus calendarios de Outlook para esto. No es una forma incorrecta de hacerlo, pero ¿qué ocurre cuando has reservado tiempo para escribir a las 9 de la noche y luego te encuentras absolutamente agotado para entonces? Intenta dar prioridad a tus tareas en función de la energía que tengas o no para ellas.

  2. Descubre cuándo eres más productivo

    En relación con el punto anterior, basar tu lista de tareas en tu energía y no en las 24 horas del día es una mejor manera de establecer expectativas realistas sobre lo que eres capaz de equilibrar. ¿A qué hora del día eres más productivo? Resérvalo para tu tiempo de escritura o para las tareas más exigentes del trabajo. ¿Necesitas hacer algunas tareas en casa? Utiliza las horas en las que es más probable que te desconectes. Nuestra capacidad cerebral y nuestra creatividad tienen un límite antes de que tengamos que volver a dormir. No eres una máquina.

  3. Fija tus horas de escritura y cúmplelas

    Establecer un horario de escritura te ayuda a desarrollar disciplina, sí, pero también te permite fijar límites para ti y para tus amigos y familiares. Si todo el mundo sabe que escribes entre las 6 y las 7 de la mañana, será menos probable que te tienten con una invitación a una pausa para comer panqueques o a esa nueva y elegante clase de spinning en el gimnasio. También te será más fácil decir que no.

  4. Planifica con anticipación

    Si eres un planificador a la ligera, estarás más tentado a dejar pasar los compromisos. Esos compromisos pueden incluir sacar la basura o escribir una escena de tu guión. ¿Conoces a esas personas que parecen ser capaces de hacer que todo encaje? Han planificado con anticipación. Debes saber cuándo hay salidas sociales, cuándo tienen los niños el entrenamiento de fútbol y cuándo te has ofrecido a organizar una cena en casa. Entonces, puedes planificar tu tiempo de escritura en torno a ello y seguir sintiendo que hay suficiente tiempo en el día. O, mejor aún, darte permiso para NO escribir ese día y seguir estando bien. ¡Todo estaba previsto!

  5. Apaga la tecnología

    Esto es algo importante. Perdemos mucho tiempo navegando en el teléfono o nos distraemos con un podcast en segundo plano. Apaga el teléfono. Te sorprenderás de la cantidad de tiempo que recuperas en el día.

  6. Sé realista y reflexiona

    Sé realista sobre lo que puedes hacer en un día, y recuerda que la vida no es una mera lista de control. Asegúrate de que hay tiempo en tu día para la tranquilidad, la observación y la reflexión. ¿Cómo fue tu día? ¿Fue como lo habías planeado? ¿Qué te ha funcionado y qué no y en qué te has desviado del camino?

  7. Planifica para tener pausas para tu salud física y mental

    Estar sentados es muy perjudicial para nuestro cuerpo, y la mayoría de los escritores lo hacen durante la mayor parte del día. Date tiempo para estar activo, aunque sea jugando con tus hijos. Del mismo modo, nuestros cerebros también necesitan descanso. Prueba esta meditación para guionistas la próxima vez que necesites recargar energía.

  8. Toma tus vacaciones

    Si tienes vacaciones pagadas, tómalas. Los descansos son muy necesarios para el equilibrio, especialmente para los escritores. No puedes trabajar en una burbuja y esperar tener ideas brillantes. Gran parte de escribir es VIVIR. No es necesario gastar un montón de dinero para tomarse unas vacaciones. Ni siquiera necesitas ir a algún lado. Pero sí necesitas pensar en cualquier cosa que no sea el trabajo.

    La rutina de Roxburgh le proporciona el equilibrio que necesita para disfrutar de su familia, disfrutar de su tiempo personal de escritura y seguir siendo una máquina en el trabajo.

"Tengo tiempo para la familia, tengo tiempo para el trabajo y luego tengo tiempo para mí, que es el tiempo para escribir", concluye.

Se necesita tiempo para hacer tiempo,

También te puede interesar...

Learn From What This Screenwriting Consultant Would Tell His Younger Self

2 Cosas que este Consultor de Guiones le Diría a su Yo más Joven

En Internet, hay mucho que aprender sobre la escritura de guiones. Puedes preguntarle a Google sobre cualquier cosa, desde cómo escribir un esquema hasta cómo conseguir un trabajo de guionista. Pero muchas veces, el consejo más valioso es la sabiduría que no podemos obtener de una guía práctica, así que tuvimos el honor de poder profundizar un poco más con el sabio asesor de guiones Danny Manus. Manus es propietario de No Bullscript Consulting y lo que ves es lo que obtienes. . .
Disney Writer Ricky Roxburgh Has This Advice for Aspiring Screenwriters

Cómo Crear un Horario de Escritura que Funcione para Ti con el Ganador del Emmy Ricky Roxburgh

¿Es la procrastinación el mayor enemigo de un guionista? En orden de más a menos perjudicial, considero que la procrastinación está ahí arriba junto con las dudas y los bloqueos creativos. Sin embargo, la buena noticia es que tenemos soluciones para todos estos desafíos y tu único trabajo es implementarlas. Paso uno: crea un horario de escritura que puedas cumplir. Sinceramente creo que todos los escritores necesitan uno si toman en serio el hacer las cosas y mejorarlas…
Pro Writer Bryan Young Reveals His Secret for Work-Life Balance

Cómo Lograr el Equilibrio Adecuado entre Tu Vida y Tu Trabajo como Aspirante a Escritor

Me encanta hablar con la gente sobre el equilibrio entre vida personal y laboral. Claro está que mi actual ecosistema de vida personal y laboral es muy simple si se quiere. Pero, lo hice de esa manera. Solía estar sobrecargada de trabajo, estresada y nerviosa, con muy poco tiempo para hacer cosas creativas que me gustaban. Siempre estaba "ocupada", pero no era muy productiva y la mayoría de los días me sentía insatisfecha. Ahora bien, los escritores son una raza especial. La mayoría de ustedes tienen trabajos a tiempo completo o . . .