Compania

Construir SoCreate no ha sido un paseo o una caminata ... Ha sido un viaje.

Como muchos de los viajes épicos que has visto en la gran pantalla, la historia del origen de SoCreate está llena de altibajos, enormes saltos seguidos de considerables reveses, éxitos y peligros, todo al mismo tiempo. Nuestra historia es personal y es real. Es una historia de dedicación y determinación implacable para llevar a cabo una misión. Nuestro fundador soñó por primera vez con SoCreate hace 20 años, y estamos muy cerca de la gran revelación, una revelación que será apenas la punta del iceberg. Si te intriga y te preguntas cómo fue posible imaginar hace dos décadas una plataforma tecnológica que pudiera ser relevante hoy en día, no eres el único. Todo el mundo piensa que esto no es posible hasta que lo ve por primera vez. Creemos que SoCreate cambiará todo.

Nuestra historia comenzó en una pequeña granja en un pequeño pueblo.

Nuestro fundador Justin Couto creció en una pequeña granja, en un pequeño pueblo, en una familia de hacedores, reparadores y solucionadores de problemas. Si había algo que no funcionara de la manera que se necesitaba, resolvían el problema con cualquier material o herramienta que tuvieran a mano. Cuando creces así, nunca dejas de identificar y resolver los problemas que te impiden ser productivo. Está en tu ADN y no hay forma de evitarlo.

Mientras estaba en la universidad siguiendo una carrera en cinematografía, Justin estaba aprendiendo a escribir guiones y se sentía completamente frustrado con el proceso. El software estándar de la industria que estaba usando era burdo y engorroso. Era un obstáculo y lo sacaba de su ritmo creativo. Eran muchas las pequeñas cosas que necesitaba saber solo para empezar. Se trataba de una herramienta tosca que era poco mejor que no usarla en absoluto. Era horrible. Justin no podía dejar de pensar en ello. Se obsesionó con la idea. ¿Por qué este proceso era tan poco estimulante?, pensó. ¿Cómo podía algo tan divertido convertirse en una agonía? No podía dejar de pensar en todos los increíbles narradores que este proceso debió haber derrotado. Tenía que arreglarlo.

Mientras Justin estaba obsesionado con la espantosa experiencia de la escritura de guiones, también se estaba pagando la universidad con su trabajo en un proveedor de servicios de Internet donde aprendía a escribir código.

Entonces, una tarde de 1999, después de un día de universidad, trabajo y una frustrante sesión de escritura de guiones, Justin estaba en su cámara de ideas (también conocida como ducha) cuando le llegó la inspiración. Después de meses de trabajar con diferentes ideas sobre cómo se podría mejorar el guión, Justin dejó atrás lo tradicional. Imaginó una experiencia completamente nueva que reduciría drásticamente las barreras y aumentaría la diversión de la escritura de guiones. Animado por sus ideas, Justin salió de la ducha y programó hasta bien entrada la noche. Trabajó en ello durante meses antes de concluir que sus habilidades y el estado actual de la tecnología no estaban listos para lo que él sabía que era la respuesta. Fue entonces cuando Justin decidió dejar de lado sus ideas y se propuso encontrar la manera de llevarlas a cabo en el futuro cuando el mundo estuviera listo. Nunca podría haber imaginado lo lejos que estaría ese futuro.

Poco después, tuvo una nueva idea para la que Justin pensó que el mundo sí estaba preparado. Con la ayuda de unos amigos, Justin trajo una nueva idea al mundo y cofundó una empresa llamada Somnio World Web Solutions para ofrecer uno de los primeros sistemas modernos de gestión de contenido del mundo. El CMS, como ahora se llama, estaba adelantado a su tiempo: cuatro años antes que WordPress. Justin y sus socios trabajaron día y noche para poner en marcha la empresa. Entonces, justo antes del lanzamiento, se produjo el crash del .COM, devastando el mundo de la tecnología tan gravemente que la gente sintió que los sitios web eran solo una moda pasajera. Sin embargo, Justin y sus socios continuaron y lanzaron su CMS unas semanas más tarde... ante el desinterés del mundo. Su solución de CMS era increíble y adelantada a su tiempo, pero no hubo absolutamente ninguna fanfarria.

La situación empeoró con los atentados del 11 de septiembre de 2001. Justin y sus socios resistieron durante tres años más, financiando su startup con tarjetas de crédito hasta que finalmente fue adquirida en marzo de 2004.

Justin aprendió dos lecciones de esa experiencia. La primera: nunca esperes hasta que termines tu software para empezar a contárselo al mundo. Cuanto antes lo hagas, más tiempo tendrás para despertar su interés. La segunda: financia tú mismo el proyecto. ¿Y si el financiamiento es fácil? Estupendo. No dependas de este porque podría no estar ahí cuando lo necesites.

Cuatro años más tarde, incluso después de una retirada exitosa, Justin seguía obsesionado con el problema de la escritura de guiones. Para entonces, se había convertido en su vocación. Había decidido que su segunda compañía le proporcionaría el camino para financiar la tercera: una plataforma revolucionaria para la escritura de guiones.

El plan de Justin era sencillo. Construir una segunda compañía con un flujo de ingresos constantes lo suficientemente importante como para financiar el desarrollo de la plataforma de escritura de guiones, de modo que no tuviera que depender del financiamiento de emprendimientos para construir el proyecto de sus sueños. Durante casi dos años, ahorró todo el dinero posible haciendo trabajos de consultoría. Luego, a finales de 2005, se asoció con su primo Billy Souza, Director de Tecnología, para lanzar Couto Solutions. Un año más tarde, el equipo creció con la contratación del Jefe de Software, Jami Lurock; el Jefe de UX Brian Treese; y la Directora de Finanzas, Rosa Couto.

Para 2010, las cosas comenzaban a funcionar para Couto Solutions. El equipo se concentró en el desarrollo de software para comunidades en línea. Dos años más tarde, se unió al equipo la Jefa de Operaciones, Amy Pruett, para que Couto Solutions aumentara su base de clientes empresariales. La lista incluía a Microsoft, The March of Dimes, Lexmark, SlimFast y muchos más. Los clientes dependían del software de Couto Solutions para hacer crecer y administrar sus comunidades en línea y pagaban bien por ello.

Para el año 2014, Justin había ahorrado suficiente dinero para comenzar la transición hacia la construcción de lo que había soñado todos estos años, pero sentía que la adquisición por parte de un proveedor de acceso a Internet sellaría el trato. Y ese trato pronto llegó. La expectativa aumentaba a medida que el trato pasaba a su fase de debida diligencia. Entonces, cual pesadilla, todo se vino abajo. A último momento, el proveedor de acceso a Internet intentó modificar el acuerdo y los términos ya no tenían sentido. El equipo hizo todo lo posible para cerrar el trato, pero perdió la batalla cuando otra empresa adquirió el proveedor de acceso a Internet y cambió totalmente su enfoque.

Justin estaba devastado. El equipo de Couto Solutions estaba listo para cambiar la marca y dedicarse a desarrollar la plataforma de escritura de guiones, pero ahora Justin consideraba que no tenía dinero suficiente para concretar el proyecto. ¿Cómo podrían seguir adelante y garantizar la supervivencia de la compañía? El equipo se puso manos a la obra y llegó a una solución híbrida: venderían los contratos de soporte a sus competidores y luego aceptarían un nuevo gran proyecto de desarrollo personalizado para un cliente que ya tenían. La empresa sobreviviría y seguiría adelante con el proyecto soñado de Justin, pero el ritmo tendría que ser mucho, mucho más lento.

El 1 de febrero de 2015, oficialmente cambiamos la marca y lanzamos SoCreate. Fue un día emocionante lleno de esperanza y entusiasmo. Teníamos una nueva misión, un nuevo logo y un nuevo sitio web. Era el momento de ponernos a trabajar para decirle al mundo lo que planeábamos hacer.

El impulso hacia adelante continuó pero a paso lento. La transición de los clientes de Couto Solutions a sus nuevos proveedores de servicios llevó dos años y medio.  El equipo se aseguró de ir más allá de sus obligaciones contractuales para lograr un relevo exitoso para sus valiosos clientes.  También tuvieron que dedicar recursos al proyecto de desarrollo personalizado que ayudaba a financiar a SoCreate.

Para el año 2017, mientras la mayoría de nuestro equipo trabajaba en el proyecto de desarrollo personalizado, la Jefa de Operaciones, Amy Pruett y Justin estaban concluyendo más de 50 entrevistas exhaustivas con guionistas profesionales de todos los niveles de la industria. Desde los guionistas más exitosos de Hollywood hasta los que acababan de conseguir su primer trabajo remunerado, Amy y Justin querían contrastar las ideas de Justin frente a la experiencia de la gente que se dedica a esto a nivel profesional y aprender todo lo que pudieran sobre la industria de la escritura de guiones y las necesidades de los escritores. Se sumergieron en cada detalle microscópico de la forma en que cada persona trabajaba, sus flujos de trabajo y sus procesos creativos. No dejaron nada de lado. Entrevistaron a los guionistas hasta que el proceso no reveló nada nuevo.

Al final, se sorprendieron de lo frustrados que estaban los guionistas con el software estándar de la industria que usaban a diario. De todos los guionistas entrevistados, solo una persona dijo que le gustaba las herramientas que usaba. Fue sorprendente lo acertadas que fueron las suposiciones originales de Justin hace tantos años. A pesar de que hubieran pasado veinte años y el mundo fuera distinto, literalmente nada había mejorado. Si bien contábamos con el iPhone, el Internet móvil y la nube, el mundo del software de escritura de guiones se estancó.

SoCreate, tal y como Justin lo imaginó originalmente, resolvería aproximadamente el 80 % de la frustración que los guionistas tenían en cada nivel de sus carreras. Y lo que es mejor, los nuevos conocimientos que obtuvieron al sumergirse y escuchar detenidamente a estos guionistas permitirían al equipo de SoCreate cerrar esa brecha del 20 % restante y ofrecer la solución definitiva para la escritura de guiones.

Brian Treese, Jefe de UX, y Justin se zambulleron y comenzaron a diseñar el prototipo de SoCreate. Con cada iteración, Brian y Justin compartían el prototipo con los miembros del equipo de SoCreate para escuchar sus comentarios. El proceso tomó casi dos años en terminarse. Cuando el prototipo de SoCreate estuvo terminado, nos dejó a todos boquiabiertos. Era simple, eficaz y divertido. No podríamos estar más orgullosos de este.

Una vez completado el prototipo, el Jefe de Software Jami Lurock y Justin solidificaron las piezas de tecnología restantes que usaríamos para desarrollar SoCreate. La plataforma sería una aplicación nativa de la nube que podría escalar para ser utilizada por personas de todo el mundo.

Después de que la tecnología se solidificó, el proyecto de desarrollo personalizado que aceptamos para ayudar a financiar SoCreate creció en alcance. El plan original era modernizar la interfaz de usuario de una aplicación interna heredada para hacerla compatible con los navegadores web modernos. Posteriormente, cuando el equipo ya estaba bien inmerso en la actualización del diseño, el cliente decidió trasladar su aplicación a la nube y que no quería seguir invirtiendo en la tecnología heredada sobre la que se había construido su aplicación. Como resultado de ello, el proyecto se transformó en una reescritura casi completa. Esto generó un dilema que tuvo sus ventajas y desventajas. Por un lado, nos permitió alinear la tecnología utilizada para el proyecto del cliente con la tecnología utilizada para construir SoCreate. De esta manera, podíamos cobrar por aprender la pila tecnológica de la nube que se necesitaba para el proyecto del cliente y usar esos conocimientos para construir SoCreate más rápidamente. Además, también se obtendrían unos ingresos muy necesarios para ayudar a financiar SoCreate en el futuro. Era una situación en la que todos salían ganando. Lo malo es que nos retrasaría y así fue. Nos retrasó muchísimo.

Incluso a un ritmo más lento, nos mantuvimos concentrados y seguimos avanzando. En octubre de 2018, la Directora de Extensión Comunitaria, Courtney Meznarich, se unió al equipo de SoCreate. El objetivo de Courtney era mejorar el trabajo que estábamos realizando y hacer que mucha más gente conociera SoCreate. Cuando Courtney comenzó, ya contábamos con una lista Beta privada de poco más de 6 000 guionistas. Esperábamos que Courtney pudiera incrementar esa lista y encontrar la mejor manera de llegar a la gente que estuviera más interesada. Courtney lo logró y rápidamente incrementó nuestra lista Beta a 10 000, luego a 15 000, y ahora nos acercamos a los 20 000. Diariamente, nuestra lista gana fuerza, incorporando más guionistas interesados que anhelan algo nuevo. Estamos esperando el día en que podamos ofrecerles un mundo completamente nuevo y ese día llegará pronto.

En junio de 2019, cuando empezamos a pensar en el lanzamiento de la versión Beta, quedó claro que necesitaríamos mejorar nuestro sitio web, que ya tenía cuatro años. Habíamos estado traduciendo manualmente nuestro contenido a ocho idiomas diferentes para atender a los guionistas de todo el mundo, y necesitábamos reducir el tiempo que tomaba. También necesitábamos una plataforma lo suficientemente sólida como para escalar rápidamente nuestro sitio para apoyar todos los aspectos de nuestra empresa, desde la contratación hasta el soporte. También era el momento de expandir nuestra marca, estableciendo una apariencia que la gente pudiera reconocer y con la que pudiera conectarse, en cualquier lugar.

Un año más tarde, en junio de 2020, lanzamos este mismo sitio en el que estás leyendo este artículo. Lo único que nos queda por hacer ahora es finalizar nuestra plataforma y hacerla llegar a los narradores de todo el mundo. Hemos incorporado más ingenieros dedicados al proyecto y las cosas están tomando forma. No podríamos estar más entusiasmados con nuestro futuro y el futuro de la escritura de guiones. La pasión está ahí, ahora más que nunca. Nada nos detendrá.

El proceso de construcción de SoCreate ha sido largo y echa por tierra la sabiduría convencional sobre cómo "deberías" construir una startup tecnológica. Lo califican como un fracaso rápido y la mayoría de la gente "que sabe" pensaría que estás loco por hacerlo de una manera distinta. Nosotros somos diferentes. Planeamos ser diferentes. Esta diferencia es lo que nos otorga nuestra visión, ventaja y camino único hacia nuestro destino. Nada nos detendrá.

Cambiaremos la forma en que la gente cuenta historias. Nuestra misión es unir al mundo a través de la narración de historias, y cada día, estamos un paso más cerca de lograrlo. Tenemos método y estrategia. Tenemos la voluntad de mantenernos centrados y el deseo de cumplirlo. Nada nos detendrá.

Nuestros Principales Valores

  • Siempre poneral narrador primero

    Siempre poner
    al narrador
    primero

  • Hacerlosimple

    Hacerlo
    simple

  • Centrarse enlos detalles

    Centrarse en
    los detalles

  • Serreflexivos

    Ser
    reflexivos

  • Trabajar duro, ser inteligente,y hacer lo que es correcto

    Trabajar duro, ser
    inteligente, y hacer
    lo que es correcto

  • Recuerda que siemprehay otra forma

    Recuerda que siempre
    hay otra forma

Datos de SoCreate

  • Fundadaen 2015

    Fundada
    en 2015

  • Financiadainternamente

    Financiada
    internamente

  • Ubicada en San LuisObispo, CA

    Ubicada en San
    Luis Obispo, CA

  • 23 personas trabajandoen la oficina

    23 personas trabajando
    en la oficina

  • 2 proyectos principalesen curso

    2 proyectos principales
    en curso

  • ¡Más de 15 000 escritores listospara probar SoCreate!

    ¡Más de 15 000
    escritores listos
    para probar SoCreate!

La Historia hasta Ahora ...

¿Quieres Formar Parte de Nuestro Equipo?